El mejor deportista universitario del sur es de Arequipa

126

Jorge Sanga, alumno UCSP: “La clave para ser buen deportista es que primero debemos ser buenas persona”

Su objetivo siempre ha sido el mismo: campeonar y llegar a los juegos nacionales. Jorge Sanga Mogrovejo, seleccionado del equipo de Básquet de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), fue reconocido por la Federación Deportiva Universitaria del Perú (FEDUP) como el mejor deportista de los XI Juegos Universitarios Regionales del Sur, de noviembre del año pasado.

Desde que ingresó a la carrera de Derecho de la UCSP, es parte de la selección de Básquet de varones de la UCSP, equipo que ha conseguido ser tetra campeón regional, al ganar cuatro certámenes consecutivos. Jorge Sanga también es seleccionado de la liga de Básquet de Arequipa.

“No me lo esperaba porque solo me enfocaba en hacer lo mejor posible por el equipo. Considero que la clave para ser buen deportista es que primero debemos ser buenas persona. El nuestro equipo es sano y motivado. La vida de casi todos es entrenar, estudiar, alimentarse bien y ejercitarse”, expresa Jorge, quien cursa el último ciclo de estudios.

Siente nostalgia porque dentro de poco dejará las aulas universitarias, y por ende la selección de Básquet de la UCSP. Si bien no pudo llegar con su equipo a las nacionales, está convencido de que la nueva generación lo hará, porque heredarán el espíritu de entrega deportiva que él y su equipo tienen.

“La idea es siempre tener la mentalidad de ganador en lo deportivo y académico”, dice Sanga. La disciplina que exige el deporte le ha ayudado a mantener un buen nivel en sus estudios. “El deporte me permite desfogar tensiones. Si un curso era complicado no me preocupaba, sabía que podía entrenar mi intelecto, así como lo hacía con mi físico”. En la UCSP es requisito ser un buen alumno para integrar un seleccionado y competir.

Quizá uno de los mejores momentos que ha vivido con su equipo, es que estuvieron a 48 segundos de quedar eliminados, por 12 puntos de diferencia. Sin embargo, la confianza y el espíritu, del que se siente orgulloso, junto a la estrategia del entrenador Guillermo Werner, les sirvieron para sobreponerse y consagrarse por cuarta vez campeones consecutivos del sur, y Jorge como el mejor deportista universitario de la región.

Un día normal para él era iniciar entrenando individualmente, luego cumplía un horario apoyando en la Biblioteca de la UCSP, por la tarde iba a sus clases, luego al gimnasio y más tarde entrenaba con su equipo. Sus tareas académicas y preparación para sus exámenes empezaban casi a la medianoche. “Todo ha valido la pena. Esto fue parte de mi sacrificio, pero hay compañeros que hacen aún más”, cuenta.

El mismo esfuerzo que se ha puesto como deportista también lo pondrá en su profesión, sin dejar el básquet. Entre los objetivos que Jorge se ha planteado es ejercer como abogado y docente universitario ya que le gustaría incentivar los valores, una mejor forma de conducir al país y que la persona humana debe ser el eje del quehacer de la sociedad.