La creatividad tecnológica debe ser la estrategia para articular a la universidad con la sociedad

244

En esta oportunidad, al conmemorar el CDLXXVII aniversario de la fundación de nuestra querida ciudad de Arequipaes oportuno resaltar la trascendencia del acendrado regionalismo del arequipeño como la fuerza dinamizadora del crecimiento y desarrollo de una ciudad cuya belleza natural va acompañada de la materialización cultural del emprendedurismo de una población pujante y hábida de plasmar su trabajo en el desarrollo de nuestra ciudad.

Esto nos lleva a evocar la gloria de la Arequipa Tradicional como ciudad integrada por “calas” y “lonccos”; de una Arequipa cuya rebeldía remeció reiteradamente elescenario político nacional en pos de la instauración de la justicia en varias coyunturas hasta ser considerada como el “León del Sur”.

Más el tiempo ha trascurrido y hoy somos testigos y partícipes de una Arequipa Moderna, de una Arequipa que pasó de ser un “pueblo grande” a una urbe moderna, caracterizada por la concretización de significativas
inversiones en el sector minero, comercial, industrial y agropecuario.

Así Arequipa se ubica en el umbral del desarrollo en el contexto nacional por el efecto multiplicador de la inversión de cerro Verde; la construcción de grandes centros comerciales como los malls; la instauración de instituciones y organizaciones educativas de todo nivel; la modernización de servicios financieros y otros sectores. En síntesis, el crecimiento de Arequipa pasa de una expansión urbana horizontal a una expansión vertical.

Todo esto significa un cambio sustantivo en el proceso de urbanización de Arequipa, no solamente en el ámbito económico y material sino también en el cultural; tanto así que el único eje cultural tradicional que tuvo Arequipa en el Centro Histórico es hoy reemplazado por nuevos ejes distritales que se forman en el entorno de los nuevos grandes centros comerciales, cual frutos alimenticios que nutren el desarrollo cultural de nuestra ciudad.

Además la modernidad dArequipa se percibe en el crecimiento económico, la implementación de una amplia variedad de servicios, el uso generalizado de tecnología de la Información y comunicacióny por supuesto de la visión empresarial de los micro y pequeños empresarios.

De este modo, la Arequipa actual presenta un perfil económico y cultural distinto, en tanto escenario en el que se está erigiendo un nuevo actor social y se va forjando una nueva identidad como producto de la modernidad y la reconfiguración cultural.