Más de 230 mil fieles atravesaron el desierto para ver a la MAMITA DE CHAPI

489

Una verdadera fiesta de fe se vivió desde el 30 de abril hasta el 1 de mayo en el Santuario de Chapi, ubicado en una quebrada desértica de Arequipa, a 60 kilómetros de la ciudad, donde se venera la imagen de la Virgen de Chapi. Más de 230 mil peregrinos, llegaron atravesando el desierto para agradecer las muchas gracias concedidas y en otros casos, solicitarle otras tantas.

“Es la Virgen María la que nos lleva a su hijo Jesús, la que como madre recibe nuestras dificultades, nuestros e intercede antes su Hijo como en las  Bodas de Cana, para que Él obre y nos conceda las gracias que Dios quiere para nosotros”, manifestó Mons. Javier Cárdenas Velarde, Vicario General de la Arquidiócesis de Arequipa, durante su homilía en la Misa Central, celebrada a las 11:30 horas en la explanada del santuario mariano.

Asimismo solicitó a los presentes llevar una vida como la quiere la Virgen María, a su ejemplo de primer apóstol de Jesús. “Cuando todos lo abandonaron creyéndolo derrotado por la muerte, allí estuvo ella, porque sabía quién era él. Que esa revelación también se haga presente en nuestra vida, aceptando a Jesús como nuestro Salvador”, manifestó.

Antes de concluir la Misa, una delegación de congresistas de la República, Condecoraron a la imagen con la medalla del Congreso en el grado de “Gran Oficial”. Estuvo presente también la Gobernadora de Arequipa, Dra Yamila Osorio, así como otras autoridades regionales y eclesiásticas.

Finalizando la jornada de fiesta, los más de 20 mil fieles que participaron en la Eucaristía, acompañaron en procesión a la imagen de la Virgen María, ataviada con un bello traje blanco y manto dorado. Niños, jóvenes y adultos siguieron a la Mamita de Chapi, en su recorrido a lo largo de la gran explanada del santuario. Un cordón humano compuesto por hombres y mujeres de la Policía Nacional del Perú, así como miembros de la Hermandad de la Virgen de Chapi, impusieron el orden necesario para que tantos fieles, pudieran seguir sin problemas la procesión. Igualmente la atenta vigilancia de los integrantes del Ministerio de Salud y voluntarios de la Cruz Roja Peruana, evitaron cualquier inconveniente. Desaparecido proporcionó cisternas de agua potable para los peregrinos.

Desde el 29 de abril hasta el 01 de mayo se celebraron un total de 13 celebraciones Eucarísticas en el Santuario de Nuestra Señora de Chapi en Polobaya, fueron más de 230 mil peregrinos los que acompañaron a la Mamita de Chapi en su día “Cada año crece más esta devoción mariana que se convierte en la más importante del sur del país”, indicó Mons. Javier Cárdenas.

La Misa de Bienvenida de los Peregrinos se ofició a las 15:00 horas del día 30. También se confirió el Sacramento del Bautismo, se rezó el Santo Rosario y se realizó la tradicional serenata a la Virgen. En tanto que de manera permanente numerosos sacerdotes administraron el Sacramento de la Reconciliación.