Misioneros de San Pablo en Arequipa continúan obra de su Fundador en Alto Cayma

170

Con motivo de los 50 años de la llegada al Perú de la Sociedad Misionera de San Pablo – MSSP (1968-2018), se han previsto algunas celebraciones en nuestra Arquidiócesis junto a Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, el R. P. Mark Grima MSSP, Superior General y el P. Giovanni Cefai MSSP, Superior Provincial de la Congregación.

Es así como las actividades por el quincuagésimo aniversario, iniciaron en el mes de abril a través de concursos de caricaturas, historietas, poemas, dinámicas, cantos y oraciones en colegios, parroquias y junto a la población en general, sin embargo, se han previsto diversas celebraciones que continuarán hasta el mes de agosto, como la jornada de oración por la MSSP en el mundo, la expo MSPP, el Simposium Misionero, conciertos, cena de gala, vigilia, entre otras, como la próxima reunión junto a todos los Superiores Generales de cada sede en el mundo, que tendrá lugar en nuestra Arquidiócesis, en la casa de retiro «San Pablo» en Buenos Aires – Cayma, donde permanecerán durante un mes, desde el 20 de mayo hasta el 17 de junio. En cuanto a la Misa de fiesta, será presidida por nuestro Arzobispo, en la Basílica Catedral, el 12 de agosto, a las 11 a.m.

La misión en el Perú inició el 09 de agosto de 1968, con la llegada de los primeros misioneros Malteses a las parroquias de Aplao y Chuquibamba. Poco tiempo después algunos misioneros fueron invitados a trabajar en nuestra ciudad y desde entonces han ayudado a miles de familias necesitadas, ancianos, madres abandonadas, jóvenes y niños, proporcionándoles víveres, medicinas, útiles escolares, almuerzos para personas de la tercera edad y enfermos, ayuda psicológica, asesoría jurídica, asistencia social y espiritual, catequesis, entre otros beneficios.

En nuestra Arquidiócesis, los Misioneros de San Pablo realizan su labor pastoral en toda la zona de Alto Cayma, ayudando a los más necesitados, a través de 5 parroquias a su cargo, como: «Santísima Cruz» en la Tomilla, «Santísima Cruz» en Acequia Alta y la pastoral «Divina Misericordia» en Bolognesi, la parroquia «San Pablo Apóstol» en Buenos Aires, «Santa Teresa de Calcuta» en Enace con la pastoral de «San Martin» y la parroquia «Santa Elena». Además de un Centro de Salud a su cargo en Enace, el colegio parroquial «José Caruana», el centro familiar «Virgen del Perpetuo Socorro» y la aldea infantil de la Sagrada Familia, entre otras obras.

Los misioneros también se encuentran en la Prelatura de Chuquibamba, en Aplao, donde tienen a su cargo la parroquia «San Pedro Apóstol» y el colegio «San Tarsicio», donde estudian más de 600 alumnos y donde también cuentan con una radio emisora.

«Hoy queremos agradecer profundamente a Dios y a nuestros patronos la Virgen de la Asunta y San Pablo, junto a nuestro Fundador, José De Piro, por todas las bendiciones derramadas sobre nuestra Congregación. También no podemos olvidar agradecer a las autoridades eclesiales que durante estos 50 años siempre nos brindaron un cariño único, en especial a nuestro querido Mons. Javier Del Río Alba, quien ha estado a nuestro lado siempre», manifestó el P. Giovanni Cefai MSSP, Superior Provincial.

Cabe destacar también que esta misión que se inició hace 50 años en el Perú ha dado a luz a una nueva misión en Cuba, donde se encuentran los dos primeros misioneros peruanos trabajando en la parroquia «Nuestra Señora del Carmen» en Manicaragua – Santa Clara.

Historia

La Sociedad Misionera de San Pablo fue fundada en la Isla de Malta (Europa), por Mons. José de Piro, el 30 de junio de 1910, como una congregación de sacerdotes y hermanos para difundir la buena nueva a través de las misiones y el trabajo con los más pobres.

Actualmente son 100 misioneros paulinos trabajando en todo el mundo, en países como: Perú, Cuba, Australia, Paquistán, Filipinas, los Estados Unidos, Canadá, Italia, Malta y muy pronto en Vietnam.