Minsa lidera iniciativa para mejorar el acceso a la salud de migrantes y refugiados en el Perú

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

El viceministro de Salud Pública, Ricardo Peña, en representación del ministro César Vásquez, participó en el lanzamiento del proyecto “Mejorando la inclusión social y el acceso a la salud para migrantes y refugiados en el Perú”. Esta iniciativa conjunta entre el Ministerio de Salud (Minsa), la OPS/OMS y KOICA, busca abordar las complejas problemáticas que enfrentan los migrantes y refugiados en el acceso a servicios de salud esenciales.

El Perú, con una población migrante de 1 224 519 personas, enfrenta desafíos significativos en este aspecto. El 70 % de esta población son refugiados y asilados, convirtiendo al país en el segundo de América del Sur con la mayor cantidad de refugiados y asilados. En este contexto, la pandemia de la covid-19 agravó aun más la situación, afectando especialmente a las poblaciones vulnerables como los migrantes y refugiados.

El viceministro Peña enfatizó la importancia de este proyecto. “La salud de la población migrante y refugiada constituye un grupo poblacional muy importante, no solo por la implementación del aseguramiento universal, sino por la necesidad de garantizar la provisión de servicios de salud a esta población vulnerable”, dijo. Además, resaltó la necesidad de responder adecuadamente a este contexto que impone una carga importante a los servicios de salud y a la población receptora.

El proyecto tiene como objetivo mejorar el acceso a la salud de la población migrante y refugiada de 58 distritos y 8 provincias de Lima, Callao, La Libertad, Tumbes y Tacna. Esto se logrará mediante la identificación de problemas de salud, el fortalecimiento de los servicios de salud esenciales y la reducción de la xenofobia, el estigma y la discriminación hacia estas poblaciones.

Se estima que más de 97 000 personas serán beneficiadas directamente por este proyecto, incluyendo la distribución de kits básicos de higiene y protección, atención para mujeres embarazadas y en edad fértil, así como para adultos con enfermedades no transmisibles. Además, se espera beneficiar a más de 157 000 habitantes de comunidades de acogida y capacitar a profesionales de la salud y agentes comunitarios.

En el marco de la cooperación técnica, el proyecto se desarrollará con el acompañamiento de las diferentes direcciones relacionadas al tema migratorio del Minsa. El viceministro Peña expresó su confianza en el compromiso de todos los involucrados para alcanzar los objetivos del proyecto y garantizar la salud para todos, incluyendo a la población migrante y refugiada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Boletín electrónico

No te pierdas ninguna noticia importante. Suscríbete a nuestro boletín.

Post recientes

Popular